domingo, 15 de enero de 2017

GUATE DÍA #2

El segundo día por tierras chapinas, inicio con un amanecer "tardío", a eso de las 6am me desperté, y sorpresa, seguía a oscuras la mañana, me desplacé a desayunar, dado que la reserva del Barceló lo incluía, una degustación de variadas opciones para desayunar, tocino, maduros, huevos, papas, panes de muchos tipos, frutas, café y jugo... la verdad un muy buen desayuno para iniciar un día largo...

Posterior al desayuno, me dispuse a darme una "vueltita", debía esperar al medio día para que me volvieran a recoger, así que iba a aprovechar la media mañana para caminar un poco y conocer, tomé el boulevard que se dirige hacia la Plaza España, pude observar una verdadera ciclo vía para que la utilicen, no como la que se inventaron en San Pedro de Montes de Oca acá, que fue "pasar" una raya blanca a la orilla de la calle y decir ahí está, por lo menos la de Cartago es un poco más realista, pero acá en Guatemala se puede decir que si es de verdad para que la utilicen los ciclistas y no circulen por la vía con los autos. Observé varios monumentos alegóricos a personajes importantes de Guatemala algunos muy conservados, otros un poco descuidados en el olvido, pero ahí están como testigos de una gran ciudad que cada vez se hace más y más grande y deja muy poca naturaleza para controlar la huella ecológica que provocamos día con día.






Luego me dirigí por la Calle Montufar al norte, y me encontré un "pequeño mall" (podría decir que uno pequeño acá, es casi uno grande en Costa Rica), por ser las 9:30am estaba ya abierto, aunque la mayoría de tiendas abrían hasta las 10, le di un par de vueltas, pude luego comprar dos camisetas para mi ahijado y un sobrino de mi esposa por 90 quetzales (aprox. 6570 colones), que relativamente es barato para ser dos camisetas de niños, cuando la ropa de niño en Costa Rica es cara.

Luego de conocer ese pequeño mall, debía regresar para recoger la maleta y esperar que pasaran por mí, a eso de las 12md hice check out y me dieron una bebida de cortesía en el Lobby (al haber reservado me regalaban $5 para utilizar en el bar o restaurante, por lo que esa bebida venía de esa cortesía), a eso de las 12:30md mi amigo paso por mi y nos dispusimos a continuar con mi conocimiento de la ciudad.

Mi amigo debía ir a una pequeña reunión laboral, por lo que el itinerario era que me quedase esperándolo en Fontabella, es una plaza, aunque muy grande en comparación a otras, antes me dejaría en Avia para que conociera ese concepto arquitectónico, con locales y con apartamentos que es como la tendencia en la ciudad, nos volveríamos a ver tipo 2:30pm, me dispuse a conocer, en Avia fue rápido pero me gusto mucho la forma en que está construido y eso que solo llevan la primera etapa y ya era un edificio gigante, me desplace dos cuadras y llegue a Fontabella, un lugar "fresco" con bastantes sombrillas para sentarse a conversar o lo que disponga el día, me encontré una tienda de libros llamada "Sophos" con una variedad de lecturas, y como me encanta leer me quedé casi una hora observando de todos los gustos que puedan imaginar de libros, estuve a punto de comprarme un libro, pero luego recordé que lo poseía en la Kindle y vi innecesario el gasto, aunque me encanta compra libros.

Luego observé la agencia de los autos "Lotus", unas naves como diríamos en Costa Rica, y al estar tomando una foto, se me acercó el vendedor y le pregunté "¿Cuanto cuesta uno de estos?... respuesta $150.000 y yo uffffffff, es que en Costa Rica cuesta verlos, cuidado si no hay ninguno"... en eso me dice a tico, Rolando Fonseca estuvo tratando de llevarlos allá pero luego ni pudo y desistió, y comenzamos a conversar y ya hasta los trapos sucio de Rolo salieron a relucir por acá, donde es muy recordado por ser jugador por muchos años del Comunicaciones de Guatemala. Al seguir caminando me voy topando a Melchor, Gaspar y Baltazar, los reyes magos de la ilusión... que me toman del brazo y me llevan a la plaza central y me ponen a hacer fila junto a otras personas para darme "Rosca de Reyes", una tradición española del día de reyes, que en Guatemala se sigue practicando hoy en día, en Costa Rica, ya este día no se hace nada, mucho menos dar algún presente, como si se hace por acá en ciertos lugares, la verdad una tradición milenaria española que se practica acá con todo el sincretismo que se mezcla con la cultura indígena, a decir verdad fue algo curioso y bonito, pues la rosca estaba deliciosaaaaaa...Ya siendo las 2 pasadas, mi amigo me llamó que ya venía en camino, así que lo esperé para ir a almorzar.

Nos dirigimos a Oakland Mall al sureste de la capital, otro "pequeño mall", un concepto subterráneo se podría decir, que fue construido para "abajo", variedad de tiendas como en cualquier otro mall, almorzamos a eso de las 2.30pm en "Panaderías San Martín" (100% recomendadas, no solo venden panes, tienen una variedad de comidas y muy buenas y económicas), una ensalada Santa Fe junto a un té frío con limón 100% natural fueron parte de mi almuerzo, que puedo decir que estuvo delicioso, aparte me habían regalado un pedazo de pan (según yo era como para matar el hambre, pero también era Rosca de Reyes), puedo decir que quedé como se dice allá, "como la perra del padre de llena"... luego nos dimos una vueltas por el mall, hasta compare precios en la Pull and Bear, Siman y Zara y la verdad la ropa acá es más cómoda que en Costa Rica, ya sabemos que nuestra carga de impuestos encarece todo allá, y la verdad estamos tan acostumbrados que "decimo no se siente" pero al salir de esos 51.000 km2, nos damos cuenta que si se siente la diferencia, y muchas veces es abismal.



Acá nos tomamos tipo 5pm un café y luego nos debía nos debíamos desplazar hasta la Iglesia de los Salesianos donde participaríamos en la eucaristía en recordatorio del papá de mi amigo que falleció en mayo de 2016, acá el cura era un tico, y al escucharlo me sentía como en casa, con sus "chiquiticos, pobrecitos, y todo los diminutivos que nos encantan utilizar siempre", un momento también para agradecer a Dios por este viaje, al finalizar me fui a conversar con el cura, para sorpresa que conocía a mi tío que es cura también y mi padrino que es de igual manera, hasta me dio chance de vacilarlo por qué me dijo que era liguista y yo morado así que la vacilada entre ticos no pudo faltar.

De acá nos dirigimos a la casa, para que se diera la "partida de la rosca de reyes en familia", siendo está mi primera ocasión de está tradición, lo cual fue un hecho muy bonito y significativo al formar parte de esta tradición, acá probé el tradicional tamal dulce, con cubierta de chocolate y con pavo, un sabor algo singular que allá en Costa Rica, pero algo diferente que debía de probarse.

A eso de las 10pm salimos con rumbo a Antigua, ciudad hermosa de noche, la cual no vi de día pero me imagino que es súper bella, con sus calles de piedras, casas de barro y una sensación de historia increíble, acá nos encontramos con unos amigos guatemaltecos de mi amigo, que tienen amigos ticos, los cuales casualidades de la vida, una de ellas es profesora en el San Francis y tenía leve conocimiento de ella, así que me sentía como en casa, el lugar se llama Lava, el cual es una casa antigua, la cual fue convertida en cuatro bares internos, cada uno "dedicado a algo en especifico", el de cervezas, el de shots, el de licores internacionales y el de todo, junto a un puesto de "tacos" internos donde la mayoría comían para que no se les subiera tan rápido la "birra"... un ambiente bonito, las cervezas a precios regulares, probando varias IPA de origen gringo, a un precio de 33 quetzales (aprox. 2400 colones para cada una de ellas por ser importadas) mientras que las nacionales a precio de 12 quetzales (aprox. 900 colones, relativamente baratas a comparación de Costa Rica), y probando un shot de sandía muy rico y refrescante.


A eso de la 1am el bar cerró, por lo que la "turba" se dirigió por las calles de Antigua, para conocer de mi parte el arco de Santa Catalina y aprender de la historia, de como las hermanas del claustro lo utilizaban para cruzar la "calle" sin ser vistas por las personas por ser monjas retiradas... observé la iglesia de la Merced, con una decoración navideña muy bonita, ya a eso de las 2am, con un relativo frio, aprox. estábamos a 12grados, nos devolveríamos a casa de mi amigo en Guatemala City para descansar que a escasas 6 horas seguiríamos con la travesía de conocer al dirigirnos a Panajachel, junto al Lago Atitlán.